La educación digital, un aprendizaje constante

/
/
La educación digital, un aprendizaje constante

La educación digital, un aprendizaje constante

Noticias

Las dinámicas de cambio constante que nos han envuelto, especialmente, durante el último año y que nos han obligado a una migración inmediata y forzosa hacia nuevas plataformas de ser y que hacer, en el campo de la educación presentan un panorama complejo acompañado de desafíos, retos; y también oportunidades.

Para comprender mejor este horizonte inédito, la Facultad de Educación de la Fundación Universitaria Salesiana organizó el pasado 10 de junio un conversatorio con expertos en el tema para conocer las perspectivas en materia de educación que existen frente a las dificultades, los aprendizajes y las experiencias de la educación digital.

Si bien es cierto que la educación virtual no es un asunto demasiado reciente o sumamente novedoso, la resistencia frente a la misma de parte de los actores que se involucran en el campo ha creado brechas difíciles para garantizar eficacia en los procesos. Durante el conversatorio que contó con la participación de Tatiana Manrique, Juan Carlos Patiño como invitados externos, Emilse Galvis, decana de la universidad; y Diana Polanía profesora de Unisalesiana en calidad de moderadora, se discutieron diversas opiniones respecto a la comunicación, las formas de aprendizaje y los nuevos modelos de generar conocimiento.

En palabras de Diana Polanía, la educación digital es una transformación por completo de la experiencia educativa; la educación digital exige un nuevo modo de actuar frente al estudiante ya que no se le debe observar como un agente pasivo; y por lo tanto la digitalización va más allá de conectar dispositivos móviles y brindar información a través de las pantallas; que finalmente, resultan siendo solo el canal y las herramientas; puesto que es necesario pensar el cómo educar.

Así mismo, lo afirma Tatiana Manrique psicóloga experta en educación que expresa que la comunicación en sí misma cambió, ahora existen nuevas formas de establecer vínculos y crear relaciones, que anteriormente estaban muy permeadas por el lenguaje no verbal; el cual ha sido reemplazado por el uso de emoticones.

A la vez, se encuentran nuevas estructuras que alteran los procesos de aprendizaje y adquisición de conocimiento puesto que, por un lado, hay una dificultad considerable respecto a las cifras de conectividad; y por otro lado nos enfrentamos a la dificultad de captar la atención de estudiantes que están hiperconectados y, constantemente, consumiendo contenidos que para ellos son más interesantes que los temas de una clase.

Por lo tanto, según Juan Carlos Patiño, para los docentes la educación digital puede ser bondadosa o perjudicial dependiendo de las formas en que se aborda y asume. En primer lugar, es necesario un trabajo conjunto de las instituciones y el Estado para ampliar la cobertura, ya que solo el 65% de los niños en edad escolar en el país tienen acceso a internet y solo el 63% disponen de un dispositivo electrónico para estudiar o para uso propio; esto traduce a la posibilidad de aumentar la deserción escolar aún más sobre todo en entornos rurales, un fenómeno que ya se ha venido evidenciando.

En segundo lugar, la educación digital es completamente novedosa y por lo tanto no se pueden plantear esquemas de educación tradicionales ya que no se captará la atención del estudiante; las plataformas digitales permiten nodos de comunicación bidireccionales y trabajos por proyectos que a su vez son cooperativos, lo cual si es bien aprovechado resultará muy interesante para el estudiante, esta es la oportunidad para replantear las formas de evaluación y deslegitimar las calificaciones como único método de valor.

Por su parte, Emilse Galvis habló sobre el mito de la mala calidad de la educación digital y la importancia de desdibujar este imaginario colectivo a través de métodos de enseñanza que soporten que en las aulas virtuales también es posible llegar a la excelencia y el aprendizaje es igual de válido. En la educación digital surge un fenómeno importante y es que el profesor aprende al tiempo que el estudiante e incluso aprende del estudiante, porque estos últimos son nativos digitales que manejan con mayor facilidad las herramientas técnicas; esto y el eliminar las figuras simbólicas de las aulas tradicionales que relatan una historia de jerarquía del maestro frente al estudiante ha significado un cambio de chip frente a los roles de los agentes.

Por último, respecto a las experiencias significativas de la educación digital, los expertos destacaron que el desarrollo de las habilidades metacognitivas en los estudiantes en un logro importante en el que la educación tradicional había puesto mucho empeño sin resultados reveladores; y que surgen naturalmente en las plataformas digitales.

Lo cierto es que la nueva ola de la educación llegó para quedarse y es deber de todos los involucrados en la educación aprovechar sus beneficios y adaptarla a nuestras necesidades.

Sigan conectados con todos los eventos virtuales de Unisalesiana, educación innovadora para inconformes como ustedes que quieren liderar el mundo.

 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

¡Para nosotros es importante tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *